Inicio Cronicas de Cisco Crónicas de Cisco “Paracaidas y Speed Force” Traducido

Crónicas de Cisco “Paracaidas y Speed Force” Traducido

154
0
Compartir
Crónicas de Cisco “Paracaidas y Speed Force” Traducido
5 de 1 voto

tumblr_inline_o7hx0cRne91sfco34_540

Crónicas de Cisco “Paracaidas y Speed Force” Traducido

 

Por un segundo, pensé Barry era como mágico,  Tío, casualmente se acercó a una  Jesse  en estado de coma inducido, tomó su mano y ¡puf!, Despertó al instante. ¡¿Es enserio?! Sin necesidad de varitas o grado en Hogwarts (estoy convencido de que existe el Potterverso)
El Tiempo de Barry en la Speed Force fue como un despertar; él estaba en lo alto de la vida y tenia un nuevo sentido de propósito y de invencibilidad. Tuve  que llevar a este nuevo Barry a una prueba de manejo, probar algo que nunca hemos hecho antes literalmente.
¡Nos fuimos de paracaidismo, baby! Nunca pensé que iba yo sería a el que se lo ocurriera este plan ya que soy un poco (muy) paranoico a la idea de saltar de un avión desde 14.000 pies de altura… me encontré con Barry en S.T.A.R. Labs, enseguida se echó a reír cuando me vio engalanado con mi equipo de buceo, tenía puesto mi casco, rodilleras y coderas (la seguridad ante todo); anteojos antiniebla resistente (que eran del tamaño de mi cara, pero tenía que ser capaz de ver si el calor de mi cuerpo inducido por la adrenalina se combinaba con el aire frío); y mi riñonera (A veces llevar la moda hacia adelante significa dar un paso hacia atrás) Nos dirigimos hacia el hangar del avión. Barry no dejaba de hablar de lo emocionante que sería nuestra primera vez en paracaidismo y me aseguró que nada saldría mal,  su entusiasmo era contagioso. Además, yo también estuve en la Speed force, por un par de intensos segundos, así que tal vez me había contagiado de alguna invencibilidad que yo simplemente no sabía, una vez que llegamos al hangar y abordamos el avión, yo ya estaba listo para saltar.

…Tal vez no. 14.000 pies hace que los rascacielos se parezcan a las pequeñas piezas de lego de esas que los niños menores de tres años pueden ahogarse. ¡¿Para qué me había registrado?! Barry me agarró de los hombros, me sacó de mi pánico y me recordó que: 1) He estado en bastantes situaciones comprometedoras  que daban más miedo que esto, 2) que tendría una aventura increíble para contar las damas y 3) la Speed Force no permitiría que nada malo nos pasara (¿Eh?) Estaba de acuerdo con sus dos primeros puntos, así que nos hicimos un selfie antes de la inmersión y luego comenzó nuestra cuenta atrás. Tres dos uno…

 

¡Aaagh! Mis extremidades estaban agitándose y mis mejillas estaban aleteando sin control. Pero una vez que hice una estrella con mis brazos y piernas, miré a Barry y ambos comenzamos  a reír de la adrenalina y la increíble sensación surrealista. Vi Barry que empezaba a sacar su paracaídas, así que seguí su ejemplo. Tiré  y … nada. Ohmidios ohmidios.

Tire una y otra vez y en el cuarto intento saque por completo el cordón  y empecé a caer más rápido. Podía escuchar Barry gritando, “¡Te tengo!”, Mientras que flotando por encima de mí y todo lo que podía pensar era, ¡NO PUEDES CORRER EN EL AIRE BARRY! De repente, recordé que llevaba mi riñonera! No es sólo cualquier riñonera de moda vanguardista;  es mi reconocimiento de voz, deboescaparahorayBarrynoestacerca, paquete de viaje.

Grité “¡Ayuda!” y unas  alas de aeroplano  se desdoblaron rápidamente a uno y otro lado de mí, así como  ¡“Go go gadget” y su hélice! Tomé un par de respiraciones profundas de yoga y empecé a disfrutar de la  vista.

 

En nuestro viaje de regreso a S.T.A.R. labs, Barry estaba eufórico. Mi encuentro cercano con la muerte le demostró que la Speed Force estaba cuidándonos. Yo creo que nosotros debemos cuidarnos el uno al otro. Pero sea lo que sea  que Team flash tenga que enfrentar, con la velocidad de Barry y mi inclinación por bolsas de cintura para salvar vidas, lo podremos manejar.

 

Publicado: 20-may el año 2016
Traducido por : Isabel Ortiz

 

Deja un comentario