Compartir
Los mejores momentos de la tercera temporada de Legends of Tomorrow
5 de 3 votos

Hace unos días terminó la tercera temporada de Legends of Tomorrow y por eso vamos a revivir en resumen lo que nos dejó.

Suspender la realidad y disfrutar el paseo. No se trata de pensar demasiado ni de profundos romances o reflexiones sobre la vida. Se trata de divertirse. El humor es la parte cautivante. Nunca se sabe de dónde o de cuándo va a venir, pero este espectáculo es para reírse a carcajadas y sentirse parte de él con las referencias al mundo real y la cultura pop. Así que si todavía no tuviste la experiencia de ver esta temporada de Legends, te sugerimos que lo hagas porque es un show que vale la pena.

Esta fue una temporada más extensa que las anteriores con 18 episodios (previamente fueron 16 y 17). Así que vamos a hacer un resumen de las 10 cosas más interesantes:

  1. Nuevos integrantes. Durante un viaje al futuro, conocieron a Zari, una mujer musulmana que había perdido a su hermano pero que tenía una misión en un mundo hostil. Para ello, las Leyendas la convencieron de formar parte de la tripulación de la Waverider. Con actitudes algo cortantes y con una relación de amor-odio con el “macho” de la nave, Mick Rory, Zari consiguió encontrar su destino: ser portadora del tótem de Aire y estar relacionada, desde un principio con Amaya con quien compartió grandes aventuras y fueron escenas de mucho girl power. En el episodio, uno de los mejores, centrado en Zari viviendo un bucle temporal dentro de la nave demostró sus dotes actorales y musicales. La más reciente adición al equipo fue nada más y nada menos que un conocido velocista del Arrowverse: Wally West/Kid Flash, quien logró adaptarse perfectamente después de haberse hecho amigo de Nate en las “vacaciones”.  
  2. Romance en la nave. Si bien el fandom genera todo tipo de relaciones por fuera de la serie, en la nave tuvimos el de Amaya y Nate. Una está fuera de su tiempo buscando su tótem robado y el otro es un “bonito niño” nerd de la historia. Desde un principio ya sabíamos que su relación no podía prosperar debido a que sería un gran anacronismo, otra catástrofe más de las muchas causadas por las Leyendas. Pero el amor crecía entre esos dos, y cuando Nate le reveló el futuro de Zambesi a su amada ya nada volvería a ser igual. Pero ella no cedió a eliminar de sus recuerdos el aventurero viaje por el tiempo y con ello su amor por Nate.
  3. Más Darhks. La dupla de Damien y Nora, su hija, rompió los límites de lo esperable en un villano hasta el punto de parecernos un padre ridículo y de sentirnos apenados por la hija. Cabe destacar la complicidad de ambos cuando interactúan con Ray Palmer. Con el ingrediente de que Brandon y Courtney son pareja en la vida real. Damien (¿otra vez?) volvió de la muerte y se las arregló para personificar a diferentes figuras de la historia y de la mitología con una piedra que le otorgaba el poder de viajar en el tiempo. Una de ellas fue el dios Odin de la mitología nórdica, además de un agente nazi, pero su fin llegó cuando intercambió con su hija ser el cuerpo portador de Mallus. En cuanto a Nora-doll, ojalá que la volvamos a ver en la próxima temporada porque su performance fue maravillosa.
  4. Citas autorreferenciales. En más de un episodio, las Leyendas se citaron a ellos mismos, asumen el rol de inadaptados, reconocen que suelen arruinar las cosas en vez de arreglarlas y se refieren a sus personajes en otros trabajos por fuera del universo del DCTV, como por ejemplo, Victor Garber (Martin Stein) en el Titanic, Brandon Routh (Ray Palmer) como Superman, el primo de Supergirl, Dominic Purcell (Mick Rory) mencionando a Prison Break, entre otras. Este enlace de las Leyendas con la vida real de sus protagonistas son un guiño que traspasa la pantalla y establece un contrato de lectura con el espectador quien debe hacer el ejercicio de encontrar esos momentos a lo largo de la serie. Este es un recurso que sustenta al éxito de esta temporada.
  5. Praise Beebo. Como si no fuera poco corregir el anacronismo de que Damien Darhk esté vivo y su hija Nora esté poseída por un demonio, ahora la Navidad tiene otro significado. En esta ruptura, los vikingos conquistaron América del Norte que pasó a llamarse “New Valhalla”, el paraíso de Odin en la Tierra. Ahora, el 25 de diciembre se celebra a un peluche peludo color celeste vibrante llamado Beebo, el dios de la guerra. No es broma. Un joven Martin Stein consigue el peluche de regalo de Jánuca para su pequeña Lily cuando de repente se encuentra en el año 1000 siendo perseguido por vikingos. Es allí cuando los escandinavos conocen a Beebo y comienzan a venerarlo. Al final, logran corregir el anacronismo y despedirse del muñeco. O eso creímos. Para el final de temporada, Beebo fue el salvador con una lucha tan ridícula y tierna que no dejó de ser gloriosa y llena de humor.
  6. Despedidas. En esta temporada perdimos a Firestorm. Todavía nos duele la muerte del Profesor Stein durante el crossover de las cuatro series, fue un sacrificio digno de una Leyenda. Luego, la tripulación despidió a Jefferson cuando decidió tomar otro rumbo en su vida. En el final, Rip se inmoló ayudando a las Leyendas en un momento crucial y Amaya volvió a su tierra natal para cumplir su mandato como protectora de Zambesi. Pero, como en todo el Arrowverse nadie muere ni se va para siempre, nos queda la esperanza de volver a verlos.
  7. Reencuentros. Constantine ya es como un amigo de la casa, mejor dicho, de la familia. Él va y viene cuando quiere, en esta oportunidad fue la clave para enfrentar a Mallus y no perder a Sara en el intento. También volvimos a ver a Leonard Snart aunque de otra Tierra durante dos episodios. Ambos son personajes muy bien recibidos por los fans y también muy queridos por el equipo.
  8. El Buró del Tiempo. Rip Hunter convocó originalmente a las Leyendas, pero debido al final de la temporada anterior, se puso al mando de una oficina que controlase las rupturas de la línea temporal que causaban. Entre los agentes se destacaron Ava, la doceava clon del futuro más inteligente y perfecta, y Gary, un joven que tenía todas las actitudes de los fans de la serie.
  9. Sara poseída y enamorada. Esta temporada fue un viaje a encontrarse consigo misma. Sara entendió que no podía escapar de la oscuridad pero también reflexionó y se animó a amar. Encontró una salida positiva cuando casi se entrega a perderlo todo. Sara y Ava, AvaLance, fue muy bien aceptada por todo el fandom. Ava fue revelación y ya se confirma su participación para la próxima temporada. Después de tantos demonios de su pasado, Sara se merecía ser amada.
  10. Más viajes en el tiempo y por el mundo. La esencia de la serie estuvo intacta en cuanto a los viajes temporales. Pasaron por el siglo XI como piratas en América del Norte, el siglo XVIII en el Caribe como piratas,  por Inglaterra del siglo XIX, el siglo XXIII en Canadá, las décadas del 50, 60, 70, 80, 90, etcétera. Nos encanta ver a nuestros héroes transformándose en otros personajes históricos, mitológicos y culturales. No nos cansaremos de esto y tampoco dejarán de sorprendernos.

Seguramente que tú también tienes tu momento favorito de Legends, comparte con nosotros qué fue lo mejor de esta temporada dejando un comentario.

Síguenos en nuestras redes sociales y activa las notificaciones de esta web para estar informado de las series de DC al instante.

Pam

Amante de Superman y fan del Arrowverse. Me encanta escribir y ver series. A veces paso el tiempo haciendo música. Comunicóloga, argentina.

Comentarios

Comentar