Compartir
“Mente sobre materia” -REVIEW de Supergirl 3.02 “Triggers”
Vota por este artículo o Episodio

Después de conocer que los números de espectadores de Supergirl había bajado drásticamente en el lanzamiento de la tercera temporada, quise poner mi esfuerzo para mirar este segundo episodio. “Triggers”, como lo indica su traducción, desencadenó que le de una oportunidad más y siento la tarea de hacer que la serie consiga más adeptos.

ALERTA SPOILERS. Esta Review contiene información del episodio de Supergirl 3.02 “Triggers“. Continúa leyendo bajo tu responsabilidad.

 

Una vez más, el foco estuvo puesto en la depresión y los traumas que la partida de Mon-El le produjeron a Kara pero, gracias al cielo, en este episodio hubo un giro importante en la historia hacia los últimos minutos.

La semana pasada observamos que Kara no estaba bien, ya no quería seguir viviendo su lado “humano” y buscaba volcarse de lleno a su rol de salvar al mundo. En este segundo episodio también sucedió algo parecido añadiéndole ataques de pánico y claustrofobia, conductas muy humanas para la kriptoniana. Sin embargo, Psi (Yael Grobglas), la villana de turno, logró poner de rodillas a la Chica de Acero sin siquiera tocarla físicamente. Todo se resolvió dentro de la mente de Kara: “Mente sobre materia”.

El segundo encuentro con la ladrona de bancos, Psi, nos regaló una escena cargada de dramatismo y terror, se sentía el dolor y el miedo que la pequeña y solitaria Kara sufrió al ser despedida de Krypton en una nave. Y eso se trasladó al trauma vivido con Mon-El: ahora fue Kara quien abandonó al daxamita lanzándolo quién sabe a donde y cuando en el espacio sideral. El escenario kriptoniano, con madre biológica incluida (Erica Durance), y el ambiente doloroso son los elementos que destaco de este momento, además de la gran actuación de Melissa Benoist como un personaje atormentado y acongojado. Creo que todos ya estamos pidiendo que Chris Wood vuelva con su personaje para devolverle a Kara la hermosa sonrisa.

Gracias a este episodio notamos que los guionistas no nos quieren mostrar a la gran villana Reign todavía. Lo que resulta curioso ya que sus poderes se manifestaron en un momento crucial de su vida como madre pero que esta vez, envuelta en la misma situación, no lo volvimos a ver. Ahora conocemos su lado humano, sus preocupaciones. Pero también nos revelaron nuevos conflictos por venir en su nuevo trabajo: encargada de L-Corp, la compañía de la mejor amiga de Supergirl. La historia de Samantha, Reign, está bien narrada, queriendo que nos resulte amigable en este primer momento, la actriz Odette Annable está haciendo un trabajo estupendo.

Lena Luthor compró CatCo y se pasa el tiempo merodeando los pasillos y haciendo la vida de James bastante más difícil (el tipo es muy paciente ya que soportó varias intromisiones de Lena). También generó un leve malestar en Kara. Lena, por querer ser amable y preocuparse por ella ya que su trabajo estaba puesto en un segundo lugar debido a sus problemas mentales obtuvo reacciones desconsideradas que la llevaron a ser más determinada al momento de hablar con Kara sobre el trabajo. Pequeños roces que vamos encontrando debido a la montaña de mentiras que la Chica de Acero tiene que responder en sus “misteriosas desapariciones repentinas”.

 

Cabe mencionar la campaña “I DON’T MIND” que está llevando a cabo Chris con apoyo de Melissa y todo el cast de Supergirl con el objetivo de desestigmatizar las enfermedades mentales que buena relación tiene con este episodio.

Otro conflicto en puerta es la posible ruptura Sanvers en cuanto a la decisión de tener o no hijos… Ya nos vamos despidiendo de Maggie de a poquito. También tuvimos un gran enganche hacia el próximo episodio: M’gann llama telepáticamente a J’onn porque lo necesita en Marte, su planeta.

Una vez más, las escenas más emotivas son aquellas protagonizadas por las hermanas Danvers. El vínculo que tienen es más fuerte que la superfuerza de Supergirl, ambas se fortalecen la una a la otra pero sobre todo Alex, la hermana mayor es quien cumple un rol muy importante en la vida de Kara, como una columna donde apoyarse y de la cual resurgir restablecida. También J’onn, la gran figura paterna de las Danvers, cumple su papel de protector, guía y consejero. Lo que nos muestra que aunque luche con sus poderes, Kara siempre necesita del equipo y la familia para enfrentar a los villanos. En este caso, una villana que no hizo mucho esfuerzo y que no fue más que otros villanos regulares.

Ahora que Kara comprendió que la decisión que tuvo que tomar al enviar a Mon-El lejos de la Tierra fue para salvarle la vida, tendremos un poco más de relajación en el drama y la depresión constante que viene sufriendo la Chica de Acero.

Para finalizar, no vimos nada de la nave misteriosa del primer episodio, seguimos sin saber el paradero de Mon-El, pero ya tenemos un pantallazo de las nuevas relaciones laborales que se vienen: James incómodo por la nueva dueña, Lena controlando a Kara, Sam comenzando en L-Corp. También hay suspenso en cuanto al llamado de J’onn desde Marte y el futuro de Alex y Maggie… todo empieza a encajar y nos quedamos con ganas de saber más.

¿Qué les pareció este episodio? ¿Qué pasará en Marte? No olviden suscribirse a nuestro canal de YouTube y seguirnos en todas nuestras redes para estar al tanto del Arrowverse. 

 

Pam

Amante de Superman y fan del Arrowverse. Me encanta escribir y ver series. A veces paso el tiempo haciendo música. Comunicóloga, argentina.

Comentarios

Comentar